Canaima

Ubicado en el estado Bolívar, el territorio de mayor extensión de Venezuela que cuenta con 240 mil kilómetros cuadrados, el Parque Nacional Canaima, se ha posicionado como un centro de atracción turística del mundo, debido a la diversidad de paisajes naturales, epicentro de una rica diversidad de flora y fauna y origen de la cultura ancestral del pueblo pemón.

Los legendarios tepuyes; la preservación de asentamientos indígenas, ricos en historia y tradición, las impresionantes cascadas y saltos, la gama de colores y texturas naturales, catapultan el Parque Nacional Canaima como una opción turística de primera categoría para los venezolanos y los turistas extranjeros.

Decidir aventurarse hacia el extremo oriental del Parque Nacional, decretado de esta manera el 12 de junio de 1962, es tener un boleto seguro para conocer el sitio mágico y energético, origen del escudo guayanés, formación milenaria de cuando América y África constituían un solo continente.

La bitácora para este inolvidable viaje inicia en Ciudad Bolívar donde la autopista conduce hasta Upata, atravesando Ciudad Guayana, centro industrial del país donde confluyen el soberbio Río Orinoco y el caudaloso Río Caroní. En la vía es posible encontrar las emblemáticas poblaciones de El Callao, El Dorado, Las Claritas y Tumeremo.

La imponente selva y sabana se va apostando sobre la vía donde es posible vislumbrar diferentes representaciones de flora y fauna. En determinado momento en el kilómetro 88, inicia el trayecto por la Troncal 10, arteria vial del Parque Nacional Canaima. Cerrar los ojos no es una opción cuando el abanico de íconos representativos y naturales comienza hacer su propia presentación en el itinerario.

El itinerario natural es gratis. El pasaporte que se necesita es el de la responsabilidad y el de la plena conciencia en la preservación de los espacios patrimoniales. No olvide meter en su mochila un poco de sentido común, compromiso ecológico y reflexión para el futuro donde la premisa es: su acción permitirá que el Parque Nacional Canaima siga siendo un verdadero Patrimonio Mundial y Natural de la Humanidad.